Alianzas y acuerdos en el mundo del motor

En este momento estás viendo Alianzas y acuerdos en el mundo del motor

Últimamente se hace bastante eco en el mundo del motor de las diferentes alianzas y acuerdos a los que llegan grandes marcas del mercado. Estos acuerdos suelen tener como fin cubrir carencias de unos a otros, pudiendo así compartir motores, chasis, diseños de ciertos modelos y un largo etcétera.

Podríamos escribir mucho sobre esto, pero nos vamos a centrar en las principales alianzas del mundo del motor y los modelos salidos de estas. Este tipo de acuerdos no son nada nuevo, si bien no hay que confundirse y ver estos acuerdos como lo que son: pactos que dan buenos o malos frutos. Vamos a indagar un poco en la historia del motor y vamos a ver tres casos de colaboraciones, adquisiciones  y alianzas.

Rover y Honda

Este es el típico caso de marca que conoce el mercado pero no tiene dinero y marca que tiene dinero pero no conoce el mercado. Así de sencillo. Rover estaba en pérdidas y sus coches eran de mala calidad. Honda, con un tamaño similar al de Rover en aquel entonces, vio una oportunidad de vender sus coches en el difícil mercado europeo.

¿Resultado? Mejor calidad en sus modelos y más ventas para Rover, mientras que Honda pudo introducirse en el mercado europeo aprovechando la red de Rover.

Fruto de esta colaboración encontramos modelos como el Rover 400/ Honda Concerto y otro como el Rover 800 o su hermano gemelo el Honda Legend.

FORD Y JAGUAR

Aquí tenemos un caso de adquisición. Ford compró Jaguar junto con otras marcas como Volvo, Land Rover y Aston Martin. El fruto de dicho acuerdo fue el famoso X-Type, sí, el que todo el mundo conoce por ser un Ford Mondeo con otra carrocería. Y es que el X-Type comparte muchas piezas, plataforma y motores con su primo americano.

Pero los estándares de calidad y la puesta a punto tanto de chasis y motores es propia de Jaguar. El S-Type también fue resultado de esta adquisición, y aunque algunos lo han denominado como “el Jaguar más feo de la historia”, nada hay escrito sobre gustos. 

VOLKSWAGEN AKTIENGESELLSCHAFT (VAG)

No, no vamos a empezar a escribir en alemán. Pero merece la pena saber lo que significa VAG, que no es otra cosa que Volkswagen Sociedad Limitada. 

Volkswagen es a día de hoy un grupo de marcas, aunque que pocos conocen realmente hasta donde llega la extensión del gigante germano, porque atención, se compone de ni más ni menos que doce marcas, a saber: Volkswagen, Audi, SEAT, ŠKODA, Bentley, Bugatti, Lamborghini, Porsche, Ducati, Volkswagen Vehículos Comerciales, Scania y MAN.

No está mal, ¿verdad?

MERCEDES-BENZ Y RENAULT/NISSAN

No es de extrañar que esta extraña alianza entre alemanes, franceses y japoneses haya dado un gran resultado para todos.

Veámoslo de esta forma.

Mercedes ha sacado tajada metiendo un motor de Renault en muchos de sus modelos. El motor utilizado es el K9, un 1.5 litros de 4 cilindros que parece que ya está más que probado.

Renault ha recibido en dicho motor y en la manera de fabricar muchos de sus modelos el toque mágico alemán, aumentando la calidad de modelos como los Espace, Talismán y Kadjar. 

Nissan ha conseguido vender más y mejor al incorporar en su modelo estrella, el Qashqai, dicho motor de Renault.

Todos contentos. 

Sinceramente, quien compra un Renault no espera grandes virtudes en carretera, ningún tipo de apariencia o distinción. Son coches para ir del punto A al B. Ese bloque K9 va perfecto en Megane y demás coches de la marca. 

Quien compra un Nissan actual, quitando obviamente los modelos deportivos, no espera tampoco batir tiempos con los niños en la parte de atrás, o aparcando un Micra en el centro mientras se va de compras. Puedo entender perfectamente ese motor K9 en cualquier de esos modelos. 

Ahora bien, hablamos de Mercedes-Benz. La marca de la estrella, no importa que sea un clase A, o un CLA, estamos hablando de una marca de calidad por excelencia.

Cuando un cliente compra un Mercedes compra un producto íntegramente de calidad, y no creo, en mi humilde opinión, que esta marca hubiera caído en la ruina si se hubieran puesto  a desarrollar un motor propio para no tener que hacer el pacto con los franceses. Por supuesto hay que decir que dichos motores K9 suministrados para los modelos de Mercedes están mirados con lupa por ellos y cumplen con los estándares de calidad.

Pero resumiendo, y para acabar, nadie quiere un Mercedes-Benz con motor Renault. Si compro un Mercedes, quiero pagar por un Mercedes. Como curiosidad, estos son los modelos de Mercedes con motores suministrados por Renault:

Mercedes clase A, CLA, CITÁN y VITO.

Deja una respuesta