Coches absurdamente feos y realmente bonitos

En este momento estás viendo Coches absurdamente feos y realmente bonitos

Llevo ya cerca de treinta años en este mundo, y soy consciente del mundo del motor que me rodea desde muy pequeño. He visto una tendencia en lo que se refiere moda y diseño de los coches que ha ido cambiando en fases o ciclos. Recuerdo perfectamente un Maserati BiTurbo negro aparcado en mi calle, líneas cuadradas, figura imponente y tristemente mal cuidado.

Estamos hablando del año 98 o 99. Por aquel entonces ya se podían ver coches muy suavizados en lo que a líneas se refiere. No era difícil ver Audi A6 sustituyendo al 100, aunque básicamente eran iguales, y también se podía encontrar algunos coches menos comunes como el Rover 45 coupé.

Pero eso era algo raro, lo normal eran berlinas suavizadas y todoterrenos que se empezaban a suavizar. Después llegó la época del 2000, y durante casi veinte años, solo he visto coches de líneas redondeadas y tecnológicamente muy avanzados. Esto, para mi gusto, fue hacer demasiado hincapié en tecnología y poco énfasis en diseño y diferenciación entre ellos.

Ahora me da la sensación de que estamos volviendo a las líneas cuadradas. Es más, algunas marcas se están arriesgando (gracias a Dios) a probar diseños más originales. Veamos algunos modelos realmente bonitos, y otros que no lo son en absoluto. Una de cal y otra de arena, como se suele decir.

Peugeot 508 

Me quito el sombrero. Este coche es, sin duda, de lo mejor en materia de berlinas y en cuanto a diseño que ha podido sacar el fabricante francés. Su línea agresiva y a la vez elegante no deja indiferente a nadie. La calidad de acabado es casi premium, no llegando sin embargo a este nivel sus motores y cambio de marchas de 8 velocidades, que no hacen justicia del todo a esta preciosa berlina de Peugeot. Puedes adquirirlo en los siguientes acabados en orden de nivel de accesorios: Active, Business Line, Allure y GT.

Un coche muy bonito, con líneas agresivas que captan la atención de cualquiera. Algunos tendrán problemas para creer que sea un Peugeot.

En cuestión de motores, puedes optar o bien por diésel desde 130cv a 180cv, o bien por gasolina desde 180cv a 225cv. También hay una versión híbrida enchufable para no desentonar mucho en la tendencia actual.

Toyota Prius

Sencillamente, horrible. No solo por fuera, si no por dentro también. Los de Toyota han fijado su meta en la eficiencia y en intentar conseguir el mejor coeficiente aerodinámico. Seguramente estarán consiguiendo resultados en este aspecto, pero han sacrificado mucho en diseño. Si ya de por si no era un coche bonito (nunca lo fue), esta vez se han pasado viendo “Mazinger Z”.

En Toyota tienen claro que prefieren tener un coche feo pero eficiente antes que un coche bonito pero gastón.

A cambio de tamaña fealdad tenemos un consumo de 3 litros a los 100, y podemos llegar a 110km/h en modo eléctrico, llegando incluso a los 180km/h a fondo con el de combustión.

Sinceramente, si buscamos un híbrido, el Corolla es una opción mucho más bonita y a la postre más asequible. El Prius cuesta 30000€, y su hermano compacto en torno a 27000€.

AUDI Q8

Impresionante, este coche es impactante tanto por dentro como por fuera. Ya era raro que Audi no presentara ninguna alternativa al X6 de BMW o al Mercedes GLE. 

Pues bien, lo ha hecho, y lo ha hecho realmente bien. Ha desarrollado un SUV supervitaminado para hacerles frente. Estéticamente, sus líneas cuadradas, sus dimensiones y su enorme calandra delantera hacen que llame mucho la atención.

Imponente. Esta sería la palabra que mejor define este modelo.

No puedo evitar pensar que Audi está intentando volver a la trasera de los clásicos, con el marco de los faros rodeando la matrícula, y ganando protagonismo en el portón trasero. Esto era típico de Audi en modelos de los 80 y 90, como el maravilloso RS2. Esta técnica la está empleando en el A7, y estoy casi seguro de que la empleará en más modelos en el futuro. También decir que a nivel tecnológico y en motorizaciones este modelo es el más puntero de la marca. Motores que llegarán a más de 650 cv con el RSQ 8.

Ford Puma

He aquí un claro ejemplo de evolución propia de adolescentes. Me explico. Al llegar a la adolescencia, hay dos caminos: salir victorioso del acné y del corrector dental, o… simplemente involucionar.

Ford sacó el Puma en los 90, competencia del Opel Tigra y otros pequeños coupé con motores pequeños. Ford ha cogido ese pequeño coupé tan gracioso y divertido de conducir, y lo ha convertido en otro mini SUV.

Honestamente, no sé en qué diablos estaban pensando en Ford cuando sacaron este diseño adelante.

Sinceramente, ya no espero la resurrección del Capri, ni ninguna obra de arte por parte de Ford Europa. De hecho los animo a no involucionar más modelos, y dejar que mantengan su dignidad.

Este Ford Puma con cara de rana nos ofrece solo dos motores de 3 cilindros de gasolina, además de la prevista versión híbrida. Este Puma es más bien un gatito, con aspiraciones familiares, como ocurre con muchos SUV que inundan nuestro mercado. Para quien busque un pequeño SUV que gaste poco y se diferencie de los demás, puede ser una buena alternativa al Volkswagen T-CROSS.

A día de hoy la mayoría de las marcas de coches del mundo, buscan el compromiso entre belleza y ser prácticos a la vez.

Algunas veces se consigue como en los casos anteriores del Peugeot y el Audi, pero a veces lo único que se consigue es diseños poco logrados o más bien parecidos a un electrodoméstico.

Por supuesto, esta es una opinión totalmente subjetiva, y puede que haya personas que encuentren hermosa la mirada perdida del Puma. Sin embargo, estoy casi seguro que la mayoría estáis de acuerdo conmigo.

He puesto un par de ejemplos de coches preciosos y horribles, pero hay muchos (muchísimos) más de cada uno.

¿Qué coches habríais incluido en la lista de feos?¿Y en los bonitos?

¡Nos vemos en los comentarios!

Deja una respuesta