CUPRA: por fin una marca española que me compraría

En este momento estás viendo CUPRA: por fin una marca española que me compraría

Aquellos que me conocen saben que mis ideas con respecto a que utilicemos el producto francés, inglés, o italiano en nuestros cuerpos de seguridad, digamos que no me cuadra. Pero a veces parece que las plegarías son escuchadas, y lo que parecía la cara más extrema y costosa de un producto nuevo, puede ser el camino a un éxito de ventas y una posible incorporación a nuestros necesitados cuerpos de seguridad.

Más de uno habrá caído ya, pero para quien no, estoy hablando de Cupra. Sí, la marca nueva nacida a raíz de Seat, que o me lo parece a mí, o ha dado en el clavo con el Cupra Formentor. 

Qué es Cupra y de dónde sale

Para no contar todo la interminable historia de Cupra como submarca deportiva de Seat, que empieza con el Ibiza en 1996, voy a haceros un pequeño resumen. Cupra nace como responsable de los modelos más deportivos de Seat, dándoles toques tanto estéticos como mecánicos. Eran versiones punteras de modelos de Seat, que ya estando en el grupo Volkswagen podían hacer cara a compactos como el Golf Gti o el R32, y utilitarios como el Seat Ibiza que alcanzaban los 160 CV en versión diésel, por cierto último diésel en Cupra.

Tras este comienzo, Cupra se separa en términos comerciales de Seat y se convierte en una marca deportiva que sigue alimentándose de la mecánica de Seat y el grupo Volkswagen. Pero claro, ahora como buen adolescente en plena pubertad, Cupra ha decidido trazar su propia hoja de ruta, y ahí es donde está la esperanza, una marca con una estética muy llamativa, precios competitivos y mecánica alemana, ¿qué más se puede pedir?

Cupra Formentor

El Cupra Formentor está basado en el Cupra Ateca pero con modificaciones en su diseño y dimensiones para hacer de este una versión mucho más deportiva. La estética de este SUV deportivo es francamente imponente. No me ha convencido nunca, ni me convencerá, la pintura mate, pero debo admitir que cumple su función a la perfección, esto es, captar miradas, llamar la atención y provocar la curiosidad del observador, lo que repercute finalmente en ventas. No solo es estética, sino que además tenemos tecnologías muy parecidas o las mismas que ofrece el grupo Volkswagen en el Tiguan. 

En cuanto a motorizaciones, podemos optar por un único diésel, el 2.0 TDI de 150 CV montado en varios modelos de todo el grupo Volkswagen, o bien empezar con el 1.5 de cuatro cilindros y 150 CV de gasolina. Además, ofrece más mecánicas híbridas de 1.4 litros y 240 CV de potencia. Pero lo que pone los pelos de punta es la versión VZ5 de 390 CV, equipado con el 5 cilindros del Audi RSQ3, pero por unos 68000€ aprox, y no los 74000€ del Audi.

Una nueva esperanza

A pesar de la corrupción, de los miles de tratos que nuestros “queridos” líderes se traen entre manos, podemos tener esperanza en que, por una vez en la vida, haya un poco de sentido común y dejemos los C4, Discovery, Grand Cherokee y demás a un lado, y apostemos fuertemente por un producto de calidad, como el que Cupra nos ofrece. Imaginad un Formentor en color negro, circulando a velocidad legal, aparentemente normal. Entonces adelantas a velocidad de vértigo, y en cuestión de segundos lo tienes pegado a tu trasera dándote el alto. 

Vale, no es lo suyo, pero mejor que un Fiat Stelvio o un Tata Discovery, es ser parado por un gran producto fruto de la gran alianza hispanogermana. Bravo por Cupra, y bravo por el Formentor.

Producto nacional, ahora sí

Quiero deciros que este artículo es algo especial. Realmente creo que debemos apostar por un buen producto nacional y exportar esos diseños y máquinas deportivas por todo el mundo. En su momento, el gobierno rescató infructuosamente a Santana, marca de la provincia de Jaén. No hablo de un rescate, sino de una apuesta por un producto que puede arrasar a nivel europeo, y aliviar la presión con los contratos con otras marcas. Dejemos los Citroën, Alfa Romeos y demás marcas, y pasemos a los Cupra sabiendo que son diseñados y fabricados en España.

Deja una respuesta