Echando un vistazo al futuro pasado

En este momento estás viendo Echando un vistazo al futuro pasado

A veces para relajarme suelo escuchar canales de música que se denominan “Retro Wave”. Lo curioso de estos canales es que muchos tienen de portada algún coche clásico de los 80 o 90. 

Y lo más gracioso todavía de esto es que no hace mucho me fijé en las miles de visitas de estos canales, y me pregunté ¿Lo retro está de moda? 

La respuesta es que sí.

Las marcas están volviendo a las líneas clásicas y a modelos estrella, que en su época fueron superventas. Algunas marcas como Renault, ya han anunciado su regreso al pasado, resucitando el maravilloso y compacto R5. 

A continuación vamos a ver algunos de los ejemplos de este fenómeno que está creciendo en nuestras calles, pero con un toque eléctrico.

Renault R5, 1979-2023

Acostumbrados a coches híbridos y eléctricos con forma de lavadora u otros aparatos eléctricos, debo agradecer un respiro, aunque sea rescatando un superventas de años, en los que era impensable imaginar este pequeño utilitario equipado con motorización eléctrica. Renault quiere poner el nuevo R5 en nuestras calles antes de que acabe el 2021. No creo que eso pase, la verdad, ni siquiera se sabe con detalle equipamientos, precios y opciones en lo que se refiere a diferentes baterías, autonomías y versiones más picantes que intenten hacer referencia al mítico R5 Turbo.

Lo que sí tengo claro es que este tipo de diseño que ya funcionó muy bien en su época, funcionará también en la actualidad, siempre que sea capaz de batir en duelo a los rivales que le saldrán en diferentes países y con la estética retro, que está de moda. 

Honda e 2021

La foto que podéis apreciar muestra un Honda N360, es un Kei car, es decir, un coche diminuto con un motor pequeño y enfocado a un entorno completamente urbano. 

Honda, en su sabiduría oriental para hacer grandes coches en pequeñas dimensiones, ha tirado del concepto retro de este tipo de utilitario y ha lanzado el Honda E. Además de recordar al 360, recuerda también a las primeras unidades del Honda Civic, que cuando empezó era un compacto utilitario.  

Con el Honda E, aparte de tener una carrocería estilizada en el toque del mundo retro, han sabido organizar el exterior, como por ejemplo el tema de los tiradores, ocultos y  minimizados al máximo. El interior también está organizado de manera que no se desperdicia ni un milímetro.

Pero la mayor novedad de este modelo es la propulsión, es un pequeño pero rápido urbanita, gracias a que le han incorporado la tracción trasera, dándole un toque dinámico en el aspecto de la conducción.

De momento se vende con dos versiones de 136 o de 154cv, y con un precio que va de los 34000€ a los  38000€. 

Lo cierto es que se lanzó en el 2019, y no he visto (aun) ni uno por nuestras carreteras, posiblemente por el precio o por cuestiones de gustos de nuestro país.

Opel Manta 1970 – ¿2022?

Hay coches que enamoran a simple vista, y el Opel Manta era uno de ellos. Obviamente, la versión de 1970 es la que Opel ha decidido rescatar como futuro proyecto. Con esto no quiero decir que las otras versiones sean feas o no están bien conseguidas, pero la versión original de los 70 era un precioso coupé de dos puertas y un estilo muy marcado.

La realidad de este proyecto no está escrita aún, pero sí es cierto que podría llegar a buen puerto. El grupo PSA tiene varias opciones dentro de los modelos a resucitar y electrificar ya que estamos. El Opel Manta es un proyecto que me gustaría ver salir a nuestras calles, ya que promete ser un gran acaparador de miradas y dar algo de sensaciones al volante.

Conclusión

Lo cierto es que este tipo de tendencia hace que vea de otra forma los eléctricos

Aunque para mi siempre serán algo fríos, sin alma, el rescatar tan míticos modelos me llama la atención inevitablemente. Las marcas pueden probar este camino, posiblemente algunos modelos sean acertados traerlos de vuelta, y otros no.

Sinceramente, si esto funciona me imagino que se aplicará la siguiente ley, “si al vecino le funciona, a mi también”

Lo que está claro es que puede ser un buen camino para ganar la atención de noventeros como yo y demás público reacio a tener una “lavadora” como medio de transporte.

Deja una respuesta