El coche de la femme fatale

El coche de la femme fatale

Quién no recuerda el videoclip de Kylie Minogue allá por el año 2000, con su famosa canción de “Lalala”.  En ese videoclip, Kylie conduce un De Tomaso “Mangusta” de 1967 de color amarillo. El por qué de esta mención a esta cantante es porque en este artículo vamos a repasar las mujeres y los coches más exóticos que las acompañaron en la gran pantalla.

Sombras Tenebrosas (2012)

En esta divertida comedia, Angelique, la villana de la película protagonizada por Johnny Depp, conduce un Plymouth Barracuda de 1970. Este aparece en varias escenas en un color rojo intenso que conjuga especialmente bien con Eva Green en el papel de Angelique. Este Plymouth Barracuda es la versión cabrio, un clásico americano con motor V8 Hemi de 7 litros, que en los 70 consiguió cautivar a la población americana.

El Barracuda proviene de la plataforma del Plymouth Valiant, pero este es más ancho y más compacto, ofreciendo mejoras en su suspensión, y únicamente dos posibilidades de carrocería, cabrio y coupé.

Este Plymouth también aparece en películas como Fast and Furious 7, en la escena en que se reúnen todos en la casa nueva de Dominic Toretto. Puede ser de los muscle cars más bonitos y originales de la cultura americana.

‘Ride ‘Em On Down’ (2016)

Todos sabemos que el Mustang es un icono del mundo del motor, pero es que además puede aparecer como protagonista de un videoclip, y esto es lo que han decidido hacer los Rolling Stone. En este videoclip podemos observar como Kristen Stewart conduce por Los Ángeles una unidad de 1967 de un azul eléctrico con vinilos centrales negros.

En el videoclip, Los Ángeles parece estar en un estado post apocalíptico y ella conduce como le place disfrutando de este Ford. Una escena curiosa que no dista mucho de la realidad, es que Kristen se para en breve para echar un “poco” de gasolina a este pony sediento. El Ford Mustang del 67 es un coche muy famoso: películas, videoclips, anuncios, campañas… es un protagonista incombustible que se renueva cada año con lo mejor de Ford.

Death Proof (2007)

En esta película de Tarantino, hace aparición uno de los modelos más vistos en películas de la marca del carnero, el Dodge Challenger de 1970. Este Dodge hizo una gran aparición en la película Vanishing Point o Punto Límite 0. En esta película realiza una serie de persecuciones en las que el protagonista hace verdaderas proezas con el Dodge. Sin embargo, Death Proof es más reciente, y sus protagonistas, todas chicas menos el villano, interpretado por Kurt Russell, cogen este Dodge expresamente por su aparición en Vanishing Point y lo que este coche significa para ellas.

En esta película el Dodge es uno de los protagonistas finales que lucha en carretera contra el Chevy Nova de Kurt Russell. Es curioso que este Dodge guste tanto en color blanco para este tipo de persecuciones o películas en general, pero también aparece, como no, en películas como Fast and Furious. Este muscle car es casi o mas conocido que su hermano/rival el Charger. Para que os hagáis una idea, ambos modelos de Dodge están replicados en el juego multiplataforma GTA 5. 

West World (2016)

Es una serie de ciencia ficción en la que unos robots hacen de las suyas en un parque temático inspirado en el oeste americano. Esta serie va evolucionando, e iremos viendo una serie de vehículos autónomos eléctricos que recogen a las personas y se aparcan solos. Obviamente no he mencionado esta serie por ser eléctricos ni por ser autónomos, sino porque una de las protagonistas de dicha serie es Dolores, una granjera que pasará de montar un caballo robótico a pilotar una moto de carretera totalmente autónoma que es capaz de recogerla y seguir órdenes de ella.

Ni que decir tiene que la moto hace un conjunto perfecto con Dolores, ambas comparten un estilo futurista que encaja a la perfección con la idea de que la moto siga órdenes como un robot más. No se sabe bien a ciencia cierta en qué moto se han inspirado o cuál es su base, pero no se desvía mucho de los diseños actuales de motos como las Kawasaki de la serie Z.

Resumen

Malas o buenas, y eso es según como se mire, las mujeres y el mundo del motor van de la mano, desde grandes películas, series, hasta anuncios de diario en nuestras pantallas, tanto la máquina como ellas son grandes protagonistas de nuestras vidas. Una buena Femme Fatale necesita de una buena máquina que la represente.

¿Os imagináis una villana en un Renault Twizy?

No, esto es impensable tanto como un 007 montado en autobús. Ambas conquistan el corazón de los hombres, máquina y mujer, y si las combinamos tiene la química perfecta que necesitamos en nuestra vida, así que animemos a nuestras marcas y nuestras féminas a que conduzcan estas bellezas del mundo del motor.

Deja una respuesta