Hidrógeno, ¿la combustión del futuro?

En este momento estás viendo Hidrógeno, ¿la combustión del futuro?

Estamos en los meses finales de este turbulento año 2022, en el que seguimos muy de cerca acontecimientos preocupantes como puede ser el fin de la pandemia, la guerra de Ucrania, y la incipiente amenaza de guerra en Taiwán. Estos acontecimientos, junto con una próxima recesión global, han repercutido de forma catastrófica en la venta de coches nuevos, ya que el poder adquisitivo de la población ha bajado, y la incertidumbre con respecto al futuro del vehículo eléctrico como solución a las emisiones es cada vez más alta. 

En esta etapa de oscuridad en el mundo de la automoción, cada vez se escucha más la palabra hidrógeno, y no como pila de combustible para alimentar motores eléctricos, sino como combustible para la mecánica tradicional de motores de combustión interna. Ahora bien, vamos a indagar un poco en qué marcas están investigando este tipo de mecánica, y si de verdad es viable o son más los inconvenientes que los beneficios, además de aclarar si realmente es una mecánica limpia de emisiones como ya anunciaban los eléctricos, o hay algo más detrás de toda la parrafada ecologista.

Marcas y sus propuestas

A continuación vamos a ver qué marcas están apostando por este tipo de mecánica y cómo lo quieren hacer, ya que algunas pueden estar más cerca de lo que parece mientras que otras pueden estar abocadas al fracaso más absoluto.

Ford y su V8 hidrogenado

Ford es una marca que ha hecho historia siempre, tiene una profunda presencia en todos los continentes, y no va tirar la toalla en la carrera por las nuevas vías de combustibles limpios. En su país natal, Ford registró este año una patente de un motor V8 alimentado por hidrógeno como combustible, no en forma de pila de energía para un motor eléctrico.

Es un motor casi idéntico a un motor de combustión de gasolina turboalimentado. Un motor que junto con una tecnología de distribución variable, turbo, y una EGR, es capaz de dar más potencia que un motor convencional, en concreto un 15% más a igualdad de condiciones que su homólogo en gasolina. 

Cummins, motores para el sector industrial

Cummins es una marca que siempre ha trabajado para el sector industrial, aportando mecánicas fiables y duraderas a un gran surtido de vehículos industriales. La gracia de Cummins es que está desarrollando un motor con un tipo de culata específico, capaz de soportar cualquier tipo de combustión, ya sea hidrógeno u otros combustibles. Sus primeros pasos van desde un motor de 15 litros de cilindrada, hasta un bloque de 6 litros para vehículos menos pesados.

Toyota y Yamaha juntos hacia el futuro

No es un secreto que Toyota es una marca que mira al horizonte desde sus albores en el mundo del automóvil. Toyota lleva tiempo siguiendo el camino del hidrógeno como vía de escape a los combustibles fósiles, tanto como con sus pilas de hidrógeno en algunos modelos como el Mirai, como con sus recientes pruebas en motores de 3 cilindros impulsados por hidrógeno en su Toyota Corolla y Yaris Gr.

Toyota Mirai

Los resultados de sus pruebas en competición han demostrado ser una mecánica muy fiable. Tanto es así que Toyota ha encargado a Yamaha la creación de motores V8 y otras configuraciones, impulsados exclusivamente por hidrógeno. Estas mecánicas son capaces de entregar potencias superiores a los modelos de gasolina, manteniendo la fiabilidad y la simplicidad de un motor tradicional de combustión.

Hay vida más allá del cátodo y el ánodo

No puedo evitar sonreír malévolamente cada vez que escucho a alguien presumir de coche eléctrico, de su autonomía, de las ayudas y de tantas otras cosas. Si bien es cierto que el coche eléctrico ha venido para quedarse, también es una realidad que el motor de combustión no se va dejar ganar la batalla tan fácilmente, y el hidrógeno puede ser el arma que de la vuelta a esta guerra, arrojando algo de esperanza a los que disfrutamos del sonido de un motor al practicar el arte de la conducción.

Y para poner un poco en desconcierto a alarmistas y demás pseudoecologistas, Toyota ha creado el depósito de hidrógeno de su Mirai con tal resistencia que es a prueba de balas. Solo el tiempo nos demostrará si de verdad este camino es el futuro y el coche eléctrico vuelve a su sitio, esto es, campos de golf y lavanderías, o bien el hidrógeno se queda solo para un uso más industrial, como apuestan desde Cummins. 

Os leo en los comentarios.

Deja una respuesta