Mecánica Anticovid II: carrocería, clima y sensibles

Mecánica Anticovid II: carrocería, clima y sensibles

En el capítulo anterior vimos algunos consejos de mecánica para mantener la salud de nuestro coche en tiempos de pandemia. Vimos cómo mantener la batería, neumáticos, y un correcto mantenimiento del aceite del motor. En esta segunda parte de este pequeño manual de supervivencia del coche, veremos otros consejos para evitar males relacionados con nuestro vehículo. Vamos a ver tres problemas que van a afectar a la carrocería, sistemas de climatización, y finalmente dos elementos que son vitales, tanto por seguridad como por calidad de vida en nuestro coche, esto es, las ventanas y manetas. 

Carrocería

Los años en nuestros coches pasan más rápido de lo que parece. El proceso de desgaste de la carrocería empieza desde el minuto 1 en que sacamos el coche del concesionario. Por supuesto, no todos los coches tienen la suerte de vivir en un bonito garaje, algunos pasan absolutamente todos sus días en la calle. Tampoco es igual vivir en el frío norte del País Vasco que en el desierto de Tabernas donde se rodaban películas del oeste a 40º C en pleno verano almeriense. Tanto uno como otro extremo es malo para la carrocería en general, y no solo hablamos de pintura, hablamos de todo en general. 

Esto puede parecer una tontería o algo de sentido común, pero cada vez veo más casos de coches totalmente descuidados, sucios y sin mantener como se debe. Para que os hagáis una idea, un coche lleva varias capas de tratamientos para mantener la pintura tal como sale de fábrica, pero esas capas no son eterna, y digamos que tener el coche un mes al sol sin moverlo y cayéndole de todo (desde cagadas de paloma hasta agua de un balcón) acelera gravemente el proceso de degradación de la pintura. 

Hay una manera  muy fácil de tratar mínimamente la pintura: con una esponja y cubo, se llama AUTOLAVADO y es una técnica que bien empleada en este tiempo de pandemia, nos ahorrará muchos dolores de cartera. Por poco más de 5€, salvaréis vuestro coche de ser una víctima más de esta terrible crisis mundial.

Más claro, lavar el coche puede costar 5€, pulirlo vale unos 300€. Vosotros sabréis.

Climatización

En otros artículos ya se explicaba con un poco de detalle cómo funcionaba el aire acondicionado. Ahora en este, vamos a ver cómo mantenerlo en condiciones mientras nuestro coche está en reposo, siempre suponiendo que está en el exterior y en condiciones de temperatura algo duras. 

El aire acondicionado es algo que se ha vuelto casi por necesidad imprescindible (al menos en España), y el caso es que después de un mes estando el coche al sol, aparcado sin actividad ninguna, puede llegar a estropearse alguno de sus elementos.

Para evitarlo, lo primero es no accionar el aire justo al arrancar el coche, sino dejar que el motor se estabilice unos 2 minutos, todo a su sitio, y ahora sí, accionamos el botón de A/C. Al accionar este botón, estamos activando el compresor del motor, recirculando la carga de gas, y a la vez moviendo la turbina que mete el aire en el coche. Da igual que sea invierno o verano, hay que hacerlo, todas las piezas posiblemente atascadas, se liberarán, se moverán y evitaremos ruidos, rejillas atascadas o la gran sorpresa de ir a coger el coche a 40º C y no funcionar el aire. Otra cosa importante, abrir el capó, en la parte superior mirar las rejillas por donde entra el aire, limpiarlo bien, y si es necesario poner filtro del habitáculo nuevo para mejorar el caudal de aire interior, y su calidad.

Ventanas y manetas: partes sensibles

Esto es de cajón: calor y gomas, mala combinación. Las ventanas y puertas de nuestros coches son estructuras que están continuamente en contacto con una serie de gomas para aislar correctamente el habitáculo de las inclemencias exteriores. Si a estas gomas se les aplican temperaturas extremas durante un tiempo prolongado, pueden llegar a pegarse o bloquear ciertos mecanismos

¿Cómo podemos evitar esto?

Fácil, abriendo las puertas, bajando las ventanas, y ejecutando esta operación varias veces cuando vayamos a arrancar el coche de vez en cuando. Si descubrimos que algún mecanismo de estos hace amago de fallar, no lo dejéis pasar, aplicad un poco de spray de silicona y con un cepillo limpiad la zona donde se encuentre la incidencia. Si no, es posible que os encontréis ventanas pegadas, y puertas que no abren, y esto pasa cuando más falta hace, así que un poco de cariño y a funcionar. 

En resumen, como podéis ver, con poco tiempo, pocos recursos y con tan solo algo de maña y cariño, podéis mantener el coche en condiciones mientras la pandemia del COVID pasa, y podemos volver a la carretera y disfrutar del uso cotidiano de nuestro coche.

Deja una respuesta