Mecánica futurista o mecánica de lo que nos espera

En este momento estás viendo Mecánica futurista o mecánica de lo que nos espera

Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo y saldrás triunfador en mil batallas.

Esta antigua frase, escrita por el mismísimo Sun Tzu en su famoso libro “El arte de la guerra”, podría ser una buena forma de empezar a entender a nuestro futuro compañero eléctrico. 

No penséis que este artículo es para hacer propaganda, ni para promocionar su venta. 

Me considero un conductor de la vieja escuela, un amante confeso de la combustión, y cada día mantengo la esperanza de ver una posible alternativa a esta insípida motorización. Este artículo lo quiero dedicar a ofrecer algo de luz en el camino electrificado que se nos propone como alternativa al clásico motor de combustión que ya entendemos y sabemos cómo abordar en caso de averías. En un coche de combustión tenemos 3 elementos básicos para su funcionamiento, a saber: el depósito de combustible, la caja de cambios y el motor de combustión. 

Ahora bien, en un coche eléctrico actual, la cosa cambia, y mucho. Vamos a ver a continuación los principales órganos de estos medios de transporte, sus características y funciones más importantes, con la idea de comprender realmente su funcionamiento y la manera de actuar de cada componente, ayudándonos así a diagnosticar posibles funcionamientos erróneos.

¿Qué hay dentro de estos coches?

El motor de estos coches suele ser un motor eléctrico de inducción o mediante imanes permanentes. Este motor eléctrico tiene dos funciones: la primera es convertir la energía eléctrica que le llega de la batería en energía cinética, mediante la transmisión del movimiento a las ruedas que propulsan el coche. La segunda es la de actuar como generador eléctrico en deceleraciones, aprovechando la resistencia que el motor ofrece como medio de frenado, generando electricidad que va de vuelta a la batería.

Otro aspecto de estos coches bastante parecido a los coches de combustión es que el motor eléctrico está rodeado de componentes vitales para su funcionamiento, en este caso no hablamos de filtro del aire, de alternador ni de motor de arranque, hablamos de componentes como:

Cargador de a bordo

Este cargador de a bordo tiene grandes similitudes con el cargador de cualquier móvil, coche teledirigido o aparato eléctrico que necesita de corriente continua (DC). La red eléctrica suministra un flujo de corriente alterna (AC) y un amperaje que no nos sirve en nuestro coche eléctrico sin ser transformada antes en continua, adaptándose así a la necesidad de nuestro transporte. De esta misión se encarga el cargador de a bordo, que adapta la electricidad a nuestro coche para poder ser utilizada por el motor eléctrico. 

Convertidor de corriente o inversor

Este sistema convierte la corriente continua de menor voltaje de la batería en otra de mayor voltaje para alimentar los motores eléctricos. Además, está ayudado de otro convertidor auxiliar que mantiene la batería de 12v que soporta ciertos elementos.

Unidad de control

Esta unidad es la encargada de gestionar el paso de corriente de los motores a la batería en caso de regeneración en frenadas o de suministro para los motores en caso de necesidad de potencia. Regula la dirección de acción de los motores, par motor y velocidad.

Transmisión

Al dar el par motor máximo en todo momento, normalmente se prescinde de las relaciones de cambio y solo tenemos hacia delante y hacia atrás.

Convertidores DC/AC AC/DC

Aunque antes ya los hemos mencionado en el apartado de componentes de motor, vamos a aclarar una cosa, y es que tenemos dos principales convertidores de corriente. Uno se encarga de pasar de alterna de la red doméstica a continua para almacenarla en la batería de la que se alimentan los motores.

El otro se encarga de convertir esa misma corriente continua de bajo voltaje, que proviene de la batería, en otra más potente, para alimentar los motores. Este convertidor es bidireccional, de manera que es capaz de transmitir hacia dos direcciones, esto es, a la batería o a los motores.

Batería AUX

Esta batería de 12v puede parecer algo que no tiene sentido en estos coches, pero la realidad es bien distinta, ya que esta batería alimenta los sistemas auxiliares antes de que la principal se encienda, y además es capaz de suministrar energía a estos sistemas como en cualquier coche de combustión.

Para ir apagando

Y ya está, ya hemos “destripado” un coche eléctrico.

Poco a poco nos acostumbraremos a estos elementos, por supuesto siempre y cuando queramos indagar en el funcionamiento de estos y no nos quede otra. Pero no podemos olvidar que son sistemas dedicados, y que mi humilde opinión es que solo un profesional debería de operar con ellos, ya que una avería será como un cortocircuito, pero en tu cabeza y sobre todo en tu cartera.

Deja una respuesta