Offroad electrificado

Offroad electrificado

En el artículo de hoy vamos a ver una tendencia vigente: electrificar modelos para renovarlos. Hoy, nuestros ejemplos son dos offroads míticos, históricos. Vamos a ello.

Jeep Willys/Wrangler

El Jeep Wrangler que conocemos a día de hoy no ha sido siempre así. En 1940 la demanda de un vehículo polivalente, ligero y con unas capacidades off road muy conseguidas, marcaría la diferencia en el frente europeo durante la Segunda Guerra Mundial. 

El Jeep Willys Mb fue la respuesta a esta demanda. Con un motor de cuatro cilindros en línea de 2.2 litros de cubicaje, y una modesta potencia de unos 60 caballos aproximadamente, este pequeño soldado se defendía a muerte en Europa, y a día de hoy sigue siendo un icono en el mundo del offroad.

Tristemente la moda de electrificar modelos ha llegado a esta leyenda del 4×4, y otras más que veremos en este artículo. 

Jeep Wrangler JL

El Jeep Wrangler JL es la última evolución de este modelo. Sus capacidades offroad son innegables, su comportamiento en carretera es normal, y ha desarrollado motorizaciones por parte de la alianza Chrysler-Fiat que lo hacen mucho más asequible para el mercado europeo. Parece ser que no se han conformado con reducir la cilindrada hasta los dos litros, sino que además han introducido una versión híbrida con 374 cv.

Esta versión híbrida es una combinación del motor de gasolina turbo, que ya por sí solo entrega una potencia de 270cv, nada despreciables tratándose de un dos litros de 4 cilindros, combinado con dos motores eléctricos acoplados en ambos ejes.

Estos motores eléctricos pueden trabajar en modo autónomo hasta los 40 km de autonomía, o bien pueden ayudar al motor de gasolina hasta ampliar la potencia a 374 cv. Esta versión es enchufable y teóricamente debe mejorar las prestaciones en todos los aspectos, ya que los motores eléctricos actuarán desde 0 con el máximo par. 

La realidad de este modelo americano en tierras europeas y electrificado es que no creo que vaya a venderse como roscas, es más, el cliente europeo y americano de este emblemático vehículo no espera a enchufarlo, sino que realmente buscan prestaciones offroad, versatilidad en todos los terrenos y las mínimas complicaciones. Posiblemente la versión 4Xe (híbrida enchufable) sea la adoptada en gobiernos o empresas para economizar en flotas masivas de Jeep Wrangler.

Land Rover Series I/Defender

La historia del Land Rover no debe ser confundida con un plagio inglés del Willys, pero lo cierto es que este caballero inglés surgió después de su primo americano por el año 1947, y se hizo sobre la base de este.

Algo hay por tanto.

El motor y otros componentes fueron de la Rover Car Company, ya que sus creadores eran dos hermanos directivos de dicha compañía. 

El concepto original del Land Rover era un vehículo civil capaz de servir en tareas agrícolas y el ocio siendo un coche asequible para la clase media/alta inglesa. El Land Rover series 1 empezó con un pobre 1.6 de cuatro cilindros y 51 cv de potencia. La demostrada polivalencia y dureza de este modelo lo llevó a seguir evolucionando hasta convertirse en el superventas de los 4×4 que conocemos a día de hoy. 

Estamos en 2021, y la nueva versión de este polivalente todoterreno da mucho que pensar a los fieles seguidores de esta marca, y su experimentado modelo 4×4. Veámoslo.

Land Rover Defender 2021

Poco queda de la carrocería cuadrada tradicional del mítico Defender, ahora se ha replanteado en formas más urbanitas, más suaves. El Defender, al igual que el Jeep, se ofrece en varias carrocerías, varias motorizaciones tanto diésel como gasolina, y por último, y algo que años atrás hubiera sido impensable, la versión híbrida enchufable.

Esta versión del nuevo Defender cuenta con un motor de dos litros de gasolina sobrealimentado, que es capaz de entregar 300cv. Con esta potencia podríamos decir que el Defender es capaz de establecer unas prestaciones más que dignas, pero además podemos contar con un único motor eléctrico que le ayuda a conseguir los 404 CV de potencia. Con esta potencia, el Defender es capaz de hacer el 0-100 en unos mágicos 5,6 segundos. 

¿Dónde diablos está el enchufe…?

Es curioso el mundo del automóvil, cuando parece que no puede ser más impredecible, te da una lección, y te paras a pensar, ¿qué será lo próximo?.

Lo que seguro que no será lo próximo es que ambos modelos, tanto el americano como el inglés, lleguen a ser superventas, sobre todo porque en el desierto o en la selva, ¿dónde puedes enchufarlos?

Deja una respuesta