Ojos que no ven…

Ojos que no ven…

Seguro que alguna vez habéis pedido algo por internet y os ha llegado algo muy diferente. Imaginad vuestra sorpresa si en vez de llegaros el Apple Watch que queríais os llega un Amazon Fit. 

No estaría nada bien. Hablamos de una compra de unos 300€ ó 500€. 

Ahora imaginad comprar un coche de 20000€ sin verlo personalmente, solo imágenes, vídeos y certificados de que el coche está bien y funciona como debe. 

¿Difícil? Desde luego más de uno se lo pensaría antes de comprar así.

En este artículo vamos a ver cómo funcionan estos portales de compra de coches on-line. Veremos sus ventajas y sus desventajas, y si realmente merece la pena comprar un coche por esta vía.

También decir que no es mi intención hacer buena ni mala prensa de ninguno de ellos en particular, así que nos ceñiremos a explicar cómo va uno de lo más publicitados y ya que los lectores echen imaginación.

Para empezar, elegimos coche: 

Después de aplicar unos cuantos filtros y ver la selección de coches que nos ofrece el portal, podemos elegir un candidato a la compra y ver una amplia selección de fotos con algunos detalles. 

Aquí es donde me gustaría saber si el portal es capaz de enviarnos más fotos a petición nuestra

Digo esto porque en una foto me ha parecido ver un descuadre de una aleta delantera, y claro, una vez le demos a comprar, el proceso seguirá adelante. En las fotos que vemos algunos puntos remarcados nos muestran algunas fotos con detalle, detalles que son imperfecciones que ellos han detectado en su “inspección de calidad”.

En definitiva, con este primer paso digamos que elegimos número en la ruleta y tiramos el dado.

La cosa se pone más seria

Para el segundo paso, hablamos del temor de todo trato: toca soltar el dinero.

En este caso hablamos de hacernos una cuenta dentro de su propio portal, y usar esa cuenta como mini banco online, depositando en este el dinero a plazos o bien el total del dinero de la compra del coche. El caso es que aunque financiemos o paguemos el coche al contado, hay que depositar obligatoriamente 300€.

Estos euros que amablemente podemos soltar son solo una reserva del coche, y aquí llega otra pregunta incómoda para el portal de venta. 

En caso de arrepentimiento repentino en este proceso, ¿me penalizan esos 300€? Sigamos con el proceso.

Envío de nuestro futuro coche

En este proceso no hay realmente mucho donde rebuscar. Nos dan la posibilidad de recoger el coche en uno de sus centros o bien mandárnoslo a un punto donde nosotros lo recogemos. Algo bueno en este punto es que podemos hacer seguimiento del proceso de envío del coche, desde cuándo sale a cuándo nos llegará. 

La pregunta es, ese sobrecoste de enviárnoslo, ¿dónde va metido?¿En el precio final?¿En un apartado diferente? 

Espero que estas preguntas sean respondidas con brevedad, porque en el portal no he conseguido encontrar las respuestas.

El momento especial

Te entregan tu nuevo coche, y según este portal solo si de verdad cumple con lo que tu has visto y te gusta de verdad, el coche es tuyo. Pero eso sí, el dinero para pagarlo sigue estando en la cuenta del portal de venta, y el coche ya está a tu nombre, con lo cual ya eres el propietario legal del coche.

A dónde quiero llegar: si legalmente ya es tuyo, si ya está hecha la transferencia, y si el dinero está en la cuenta del portal de venta, ¿qué impide legalmente al propietario no pagar?, o mejor aún, ¿qué impide al portal no quedarse con ese dinero? Son preguntas que deberán ser muy bien respondidas, ya que de ello depende que este tipo de ventas se generalice, o se hunda sin hacer demasiado ruido.

Conclusión/consejo

Hay que preguntarlo todo, y si está por escrito mucho mejor. Será porque estoy hecho a la antigua, será por desconfiado… pero yo jamás compraría un coche sin probarlo y sin mirarlo con lupa.

El dinero va y viene, pero se va mas fácil de lo que viene, y la letra pequeña es la mejor herramienta para que se vaya. ¡El diablo está en los detalles!

Deja una respuesta