Oportunidades premium y consejos

En este momento estás viendo Oportunidades premium y consejos

El tema de los 4×4 de lujo o SUV puede parecer que está bastante machacado con respecto a otros temas más recientes como los coches híbridos o los puramente eléctricos, pero es un tema que realmente interesa. Interesa porque debido a la rápida evolución de este mercado de coches de lujo, los modelos anteriores pueden suponer a día de hoy auténticas gangas o auténticas ruinas con ruedas.

Como ya sabéis, en otros artículos he defendido a capa y espada que comprar coches que suponían un desembolso de unos 100000€ conllevaban un mantenimiento correspondiente a dicho precio de adquisición. No he cambiado de opinión, y de hecho esto seguirá siendo de esta forma casi para toda la vida, pero en este artículo vamos a ver la manera de escoger un vehículo de este calibre sin perecer en el intento, y aún más importante, disfrutar de él.

Debemos aclarar algo antes de nada, y es que esta iniciativa de comprar un coche de este segmento hay que tenerla bien clara. Buscamos un coche que cumpla con unos estándares de calidad muy altos, unas prestaciones decentes y la posibilidad de salir fuera del asfalto y poder volver a él sin llamar a asistencia en carretera. Vamos a analizar brevemente, y mostrando sus virtudes y defectos de modelos premium, algunos más capaces en campo y otros más capaces en carretera. Además, voy a intentar mostraros un coste aproximado de mantenimiento anual, incluyendo alguna avería típica de cada modelo. Con este artículo voy a intentar animar a los que ya están casi decididos por este tipo de coche, y ahuyentar a los que tienen dudas y pueden morir en el intento de tener y mantener dicho tipo de coche. 

BMW X5 3.0D (2004/2007)

BMW se unió a la fiesta de los todoterrenos de lujo con este imponente X5. Este modelo de BMW es un coche que ofrece una calidad interior y de rodadura excelente. Su motor de 3.0 litros está más que probado, es un seis cilindros en línea que desarrolla 218 cv de potencia, con una entrega contundente y suave. 

Este modelo es posiblemente de los más fiables de la comparativa que estamos realizando: sus puntos flacos en términos de mecánica son la falta de mantenimiento de la caja de cambios automática ZF, y algunas roturas de turbo, junto con cables de inyectores pasados por el tiempo. A cambio, nos ofrece unas prestaciones muy buenas en carretera, unos acabados impolutos y, aunque carezca de reductora, puede desenvolverse con cierta soltura por campo. 

Podemos adquirirlo por unos 9000€ en buen estado, con un coste anual de unos 400€ con una revisión normal, y preparar unos 1500€ en caso de rotura de la caja de cambios. 

Mercedes ML280 (2008/2009)

Esta segunda fase del todoterreno de la marca de la estrella es además un restyling de esta carrocería denominada W164, con el motor diésel de acceso a la gama. Este V6 de tres litros ofrece una potencia de 190 caballos, pero con una capacidad de rodadura muy superior a la media, y además con unos acabados que pese a no ser a gusto de todos, dejan el listón muy alto.

Este modelo ofrece dos caras: por un lado su motor no es otro que el del 320 Cdi, pero algo más descafeinado, su caja de cambios es la de siete velocidades denominada 7Gtronic, y opcionalmente, para los más aventureros, ofrece kit off road con reductora y suspensión neumática. Antes de comprar este coche hay que asegurarse de que la caja de cambios esté en buen estado, y si trae suspensión neumática, lo mismo. Estos son sus puntos débiles, y a la vez los que hacen que su conducción sea una auténtica gozada. Si lo adquirimos con todo, un mantenimiento incluyendo una avería en la suspensión neumática, podría suponer unos 1000€ anuales, ya que hay una gran oferta de piezas en la red.

Range Rover L322  (2002/2005)

Mal llamado en nuestro país como “el Vogue”, para diferenciarlo de su hermano nada recomendable el “Sport”, este caballero inglés puede ser nuestro compañero ideal si lo que buscamos es salir más del asfalto que hacer autopista. Este modelo a mi parecer puede ser el más fácil de mantener, dentro de la complejidad que conlleva hacerse con un coche de esta marca. 

Comparte motor con su primo alemán el X5 solo que con una variante menos potente, pero a cambio ofrece un sistema de tracción con bloqueos de diferencial, y una suspensión que aunque delicada, hace que sea el candidato más idóneo para hacer un poco de off-road. Es elegante, es robusto, hay piezas, pero… no todo es gloria en este coche inglés

Debemos prestar mucha atención a estos tres componentes: caja de cambios, diferencial central y la dichosa suspensión neumática. El motor de 3 litros de BMW aguanta bien, pero si queréis aseguraros una buena respuesta, por poco dinero sacaréis unos 200 CV que se notaran en adelantamientos y demás situaciones que lo requieran. Por precio de adquisición, podéis partir de los 10000€, pero mi consejo es que preparéis otros 3000€ en el primer año. Aun así, es el Range Rover más fiable con respecto a sus hermanos.

Para terminar, no quiero ni por un asomo desprestigiar estos grandes coches, pero sí haceros el aviso de que si tenéis el placer de tener uno de estos tres candidatos, tendréis el placer de mantenerlos también, y quien avisa no es traidor.

Deja una respuesta