Restricciones medioambientales en Madrid y Barcelona

En este momento estás viendo Restricciones medioambientales en Madrid y Barcelona

Hace ya algunos años, se despertaba una sensación de aventura al pensar en un viaje por carretera en dirección a la capital. Eran esos típicos viajes familiares para pasar un fin de año, unas mini vacaciones o bien solo visitar a otros familiares en Madrid. Como es normal, en la clase media a la que pertenezco, en esos años noventeros cada unidad familiar poseía un coche o dos como mucho, y no precisamente el último modelo de ese año, sino más bien de hace 5 años.

Sin embargo, esos coches eran mulas de carga familiares con una vida muy ajetreada y no fueron comprados para vivir ni residir en urbes tan complicadas como Madrid, con lo que no había problema con uno o dos viajes de este calibre al año. Quizás había más problemas con el viaje en sí, básicamente guerras entre los asientos, y paradas obligatorias para poner orden o estirar las piernas. 

Estamos en 2022, y el parque móvil español no está lo modernizado que debería con respecto a nuestros vecinos europeos. Madrid y Barcelona han puesto unas restricciones medioambientales que solo ellos saben verdaderamente cómo funcionan, y puede que ese viaje familiar que se plantea como en aquellos maravillosos años, se trunque en una denuncia por meter el coche familiar en el centro de alguna de estas ciudades.

Obviamente, no todos los coches tienen prohibida la entrada a algunas zonas de estas urbes, pero para aclarar estas legislaciones “verdes”, voy a mostrar en qué consisten de la forma más amena y sencilla, y veremos si podemos o no entrar en dichas ciudades.

Madrid 2022

Desde el 1 de marzo del presente año, está prohibida la circulación de coches sin etiqueta medioambiental, y los que se acojan a la normativa Euro 3 o 4. De momento, coches, ya que a los demás vehículos como camiones y motocicletas de momento no les afectan. 

Ni que decir tiene que en la zona que encontremos la siguiente señal, está totalmente vetada y solo podrán acceder vehículos ECO y cero emisiones. Veamos ejemplos de modelos afectados por esta normativa, que podrían ser los típicos coches familiares. 

– Los gasolina con normativa Euro 3 o anterior:

Coches cuya matriculación sea a partir de enero del año 2000. Por ejemplo, un Ford Mondeo mk2 con 70000km en su odómetro, y cuyo dueño es una persona de 75 años que visita un familiar, deberá dejarlo fuera de este ámbito, y coger el transporte público.

– Los diésel de normativa Euro 4 o anterior.

Coches cuya matriculación sea a partir de enero del año 2005. Por ejemplo, un Peugeot 407 HDI cargado hasta arriba y con niños atrás, y cuyo dueño es un padre que ha cruzado las rectas de la mancha escuchando conciertos de Disney en repetición, deberá coger junto con toda su prole el maravilloso transporte público.

La multa por entrar en estas zonas asciende a 200€, y no es fácil escapar, ya que aunque no lleves la etiqueta medioambiental, es fácil para los agentes de la ley meter tu matrícula, y pillarte con tu coche euro 3 o euro 4. Algunas cámaras también pueden ayudar con este proceso de identificación ambiental, con lo cual el oso y el madroño no se nos olvidará en  mucho tiempo.

Barcelona 2022

Barcelona, a diferencia de Madrid, lleva desde el 2020 con esta normativa de zona baja de emisiones. No solo es más estricta que la capital, sino que además tiene un reglamento más engorroso y unas multas que quitan el hipo. Veamos grosso modo este reglamento, para que evitemos ser sorprendidos con nuestro coche incumpliendo la ley.

Por lo pronto, la mayor similitud con Madrid es qué coches se ven afectados, es decir, los que no poseen etiqueta medioambiental, o bien son gasolina Euro 3 o diésel Euro 4. La diferencia que hay que tener muy en cuenta es el horario. 

De lunes a viernes de 7:00 a 20:00 horas. Por la noche, fines de semana y festivos la circulación de los vehículos más contaminantes no estará restringida.

En los días festivos de lunes a viernes se podrá circular con vehículos sin etiqueta como si fuera un fin de semana.

Puede parecer más blando que el reglamento de Madrid, pero a continuación os presento las multas para que olviden ese buen trato.

Multas de 100 a 499 euros para infracciones leves. Multas de 500 a 999 euros para las infracciones graves. Y multas de hasta 1.803 euros para las infracciones muy graves en días que se sature las vías y esté terminantemente prohibida la circulación de estos vehículos.

¿Seguís pensando que es mejor que Madrid?

Recomendación, si tenéis familiares que residen en la ciudad, pedidles que se informen bien, y os informen a vosotros. Si optáis por la vía aventurera, os puede parar un mosso d’esquadra, explicaros brevemente de qué va el asunto y la receta que os va a preparar.

Viajes a la española

Tristemente ese estilo típico español de viajar con la alegría de la familia, o bien disfrutando de las carreteras, se ha restringido en pos de un intento fallido de salvar el medio ambiente, y castigar aún más al conductor de clase media. Hablando claro, para recaudar.  

Deja una respuesta