Todoterrenos, que no SUV

En este momento estás viendo Todoterrenos, que no SUV

No hace demasiado tiempo, quizás unos 30 años, era normal ver en el párking de algunos centros comerciales un buen número de todoterrenos. Todoterrenos sin ningún tipo de aspiración a turismo, útiles tanto para recoger a los niños del colegio como para pasar el fin de semana tirando de un remolque, o en una cacería, o en alguna escapada rural para toda la familia. 

Eran, en definitiva, auténticos coches polivalentes, aunque eso sí, con altos consumos y bastante espartanos.

A día de hoy solo veo lo que llaman SUV.  El término SUV, para que nos entendamos, en inglés significa Sport Utility Vehicle. En España los conocemos como todocaminos, la mayoría carecen de reductora y se apoyan en ayudas electrónicas para salir del paso. Realmente solo tienes un vehículo más amplio que en turismo con un consumo mayor. Además careces de la robustez y fiabilidad de los verdaderos 4×4, de los que estos SUV han cogido el diseño. 

También tengo que reconocer que los SUV se veían venir. Coches como el Toyota Rav4, el Mitshubishi Montero Io y el Land Rover Freelander fueron de los primeros en hacer presencia en este segmento. En este artículo, vamos a repasar cuatro de las mejores alternativas para quien quiera disfrutar de un auténtico 4×4, y apartarse un poco de dichos SUV. Veamos a nuestros candidatos.

Nissan Terrano II

Es el sustituto por excelencia del Nissan Patrol, con unas ventas en España abrumadoras.  Junto con su hermano gemelo el Ford Maverick, ensamblados en la planta de Barcelona, este todoterreno merece estar en esta lista sin duda. Aunque no destaca realmente en nada, resulta muy noble en carretera (en seco) y es eficaz en campo (sin volverse loco). Sus ventas todavía hoy son muy elevadas en el mercado de 2º mano.

Un todoterreno versátil, éxito de ventas en España

Dispone de varias motorizaciones y resiste muy bien el paso de los años. Aunque como todos los coches, tiene sus puntos débiles: una caja de cambios muy sensible, una bomba de combustible con tendencia a las pérdidas y una verdadera enemistad con la refrigeración y los puertos de montaña. También carece de bloqueo de diferencial 100% bloqueable, en su lugar posee uno de deslizamiento limitado (que es nada básicamente), así que mucho cuidado con dejar una rueda en el aire.

Land Rover Discovery 200

Un duro de verdad, de los de antes. Con un motor de 115 cv e inyección directa, este todoterreno que llegó a ser protagonista del mítico Camel Trophy se movía con una soltura muy buena. Posee una configuración de dos ejes rígidos, y una suspensión con unos recorridos muy largos.

Land Rover acertó de lleno con este modelo

Esto significa dos cosas: la primera, es muy bueno en campo, es realmente sorprendente por donde puede llegar a pasar este veterano. La segunda, es poco recomendable ir a altas velocidades en carretera con él, la estabilidad se ve comprometida por la suavidad de la suspensión y su tendencia al balanceo. Sus puntos flacos son casi todo el sistema de transmisión, que es total permanentemente, por lo que es un punto muy a tener en cuenta a la hora de realizar el mantenimiento. 

Mitsubishi Montero 

Este coche japonés, tan duro y tan bien hecho, tiene una gran reputación entre cazadores y agricultores, pero además podemos echar un vistazo atrás en el tiempo, y ver cómo competía en el París Dakar. Los materiales empleados para su interior muestran una calidad que todavía hoy alguna unidad puede que mantenga.

En Japón se le conoce como Shogun; un nombre bastante mejor que el original “Pajero”

Pero su mayor virtud es su sistema de transmisión Super Select, que te permite elegir entre tracción a las cuatro ruedas con o sin bloquear el diferencial central.Otro extra es el bloqueo del eje trasero (tened en cuenta que no se debe girar con este accionado).

Estas características tan buenas se ven mermadas por dos puntos débiles a tener en cuenta. Uno de ellos son las bombas de combustible, punto flaco notorio más bien en los 2.8. El otro problema grave es la culata, no es recomendable pasarlo de vueltas, hay que dejarlo respirar en los puertos de montaña y nunca acelerar bruscamente en frío. 

Toyota Land Cruiser KZJ

Sencillamente el rey. Sí, tal como lo leéis, Toyota es significado de fiabilidad, y en este modelo se lució completamente. Era y es más caro que sus demás competidores, pero aquí se sabe por lo que se está pagando. He visto unidades con más de 600000 kilómetros en el odómetro.

Los materiales están hechos a prueba de bombas; el salpicadero, y las demás partes del interior soportan cualquier bacheado de la carretera y maltrato sin problema. Su motor de 3 litros y 4 cilindros ofrece una respuesta contundente, un consumo moderado y un mantenimiento sencillo y económico. 

El todoterreno más cotizado por su fiabilidad y prestaciones

Recomendaría la compra de este coche incluso con 300000km, es un coche de los que te hartas de lo bueno que es. No os confundáis, no lo tengo, pero conozco a orgullosos propietarios que no lo cambiarían por nada. Sus aptitudes en carretera y campo son realmente buenas, posee un bloqueo trasero en su versión VX. 

Sin embargo, podemos ponerle dos puntos en contra. En primer lugar, las culatas antes del restyling se rompen si se llevan a ritmos poco recomendables en un diésel, y en segundo lugar, el precio de adquisición en comparación con otros todoterreno es mayor. En mi opinión particular, merece seriamente pensar en este modelo, y vale la pena pagar el precio que ello conlleva. 

Todo depende del uso que vayamos a darle, o de lo que de verdad estemos buscando. Si eres aventurero o te interesa el mundo del 4×4 no deberías ni acercarte a un SUV. Tampoco si eres un agricultor o cazador te lo recomendaría.

Con estos cuatro modelos que he presentado brevemente, puedes tener un verdadero compañero de ocio y trabajo que no te defraudará o, mejor dicho, con el que no te quedarás atascado.

¡Nos vemos en los comentarios!

Deja una respuesta